ÚLTIMAS ENTRADAS

Cuando compras por internet

Foto: Scalino One of the many incredible Vespa
delivery man in Chinatown
vía photopin (license)
Las compras por internet son muy prácticas, enciendes el ordenador, la tablet, el móvil, buscas la web y tan fácil como un click por aquí, un click por allá, metes los datos que te pidan como nombre, dirección de envío, datos de la tarjeta que es lo que más les importa hasta que completas tu compra, luego entras en tu email y te encuentras la confirmación de tu compra, te queda esperar los datos del envío, normalmente te avisan de los pasos que van dando como preparación del pedido, entrega a la agencia de transporte, como el transportista se para en Villalpando si viene de Madrid a tomarse un café y un bocata de jamón (bueno, eso no)... en unos días tendrás tu compra en la puerta de tu casa y a disfrutar de lo que hayas comprado.


Pero, ¿y si esperas y esperas y esperas a ese email en el que te informan sobre el envío?, un email que debería contener el nombre de la agencia que realizará la entrega, el número que te permitirá rastrear tu pedido y saber el día que llegará, ¿un email que no termina de llegar?, cuando te das cuenta el envío ha llegado a tu casa, puedes tener la suerte de estar o simplemente no estar,  a veces te sacan de la cama un Sábado por la mañana cuando la entrega estaba prevista para el Lunes, todavía sigues esperando ese email, te pones en contacto con la agencia pero tienes que hacerlo a través de la web de la empresa y no te dan opción a poder decir una hora, decides llamar pero a parte de ser un número 902€€€€€€ te encuentras que hablas con una máquina, y cuando consigues hablar con una persona o te cuelga alegando que no puede hacer nada, o te dice cualquier otra chorrada, ¿qué terminas haciendo?, ir a buscarlo a la propia agencia no es solución porque tú has pagado porque te lo lleven a la puerta de casa, la única solución es ponerte bordes con ellos y darles dolor de cabeza con tus quejas hasta que te hagan caso.


Mi caso es el siguiente, o uno de ellos

(Escrito el Sábado 29 de Octubre)

El 3 de Noviembre Brandon Sanderson firma en Barcelona, me arrepiento un montón de no haber ido a su firma cuando estuvo en el Celsius de Avilés, bueno, la verdad es que si que fui pero me centré en la firma de Patrick Rothfuss porque de Sanderson no encontré una edición que me gustara de ninguno de sus libros, bueno, al caso, compré el libro por internet, en concreto a una de las grandes empresas de nuestro país, puse que se lo enviaran directamente a una amiga que va a ir a la firma, hasta ahí todo bien, la compra perfecta, y en 48 horas estaría en su destino. ¡Qué equivocada estaba!, ¿48 horas?, 48 horas que se convirtieron en ... no lo puedo decir porque el libro todavía está en la agencia de transportes.

El edificio donde vive mi amiga tiene portero, pero el transportista llegó, seguro que llamó al portero automático, nadie abrió, lógico, mi amiga estaba trabajando, como el transportista, ¿miró si había portero?, no, se largó, envío no entregado, se intentará al día siguiente, en el email que mandan te da la opción de enviar un email (menudo Capitán Obvio se han marcado), se envía el email, se da un margen de horas, al día siguiente vuelven a una hora que no estaba entre las indicadas, el envío no se entrega ¿problema?, la dirección viene mal, ¿eins?, entonces como intentaron entregarlo el día anterior, al día siguiente otro intento fallido, ausencia, otra vez el portero en el edificio, además mi amiga habló con él y le confirmó que estaba en la portería, llamo al 902€€€€€€ y me atiende una tía extremadamente borde, conseguí que me diera el número de la agencia en la ciudad de destino, llamo y concierto la entrega para el Lunes, digo que el edificio tiene portero y que la entrega debe ser entre X horas de la mañana y X horas de la tarde, la cosa queda así, además que fue la propia agencia la que me dijo que la entrega tenía que esperar al Lunes. El sábado, que es cuando estoy escribiendo esta entrada, veo que tengo un email informando que tampoco se pudo realizar la entrega, justo la media hora que mi amiga se ausentó para ir a hacer la compra, ¿el email que informa que se iba a realizar hoy? enviado tres cuartos de hora antes. ¿Y los SMS?, tienen el número tanto de mi amiga como el mío, ¿no son más rápidos y más fáciles de ver que un email?.

Pues ese es mi caso, compré un libro que se iba a entregar 48 horas después y esas 48 horas se convirtieron en unas 96 horas, ¿si va a estar en su destino el día 3 de Noviembre?, tengo mis dudas. La tienda donde compré el libro no se va a librar de una queja, no sería la primera.



Volviendo al presente, hoy 15 de Noviembre

Mañana para vosotros.

El libro fue entregado con éxito y sin dar propina el Lunes día 31 de Octubre, dejado en portería como se avisó, más de una semana después de su compra cuando lo prometido eran 48 horas. ¿Qué paso?, pues ni idea, tal vez el mensajero creyó que era mejor dedicar 4 horas a comer un bocadillo de calamares 🍞🍤 y a beber una cervecita 🍺, sin alcohol, que hacer su trabajo correctamente diciendo que no había nadie en casa, ¿por qué lo digo?, ¡por qué ese día mi amiga estuvo TODA la mañana en casa y dice que allí ni dios ni la Pantoja llamaron al timbre, ni del portal ni el de casa!, dejaron el paquete en portería, no perdió el tiempo buscando el piso y apretando un botón.

¿Lo más chungo de todo?, que en unos días hay dos fiestecillas de esas molonas que hacen que los bancos beban mucho champán porque las cuentas corrientes de sus clientes empiezan a hacer cosas extrañas, para entendernos, el Black Friday y el Cyber Monday, dos fiestecillas en las que puedes encontrar verdaderas gangas o al menos hacerte creer que lo es porque está muy mal eso de un mesa antes subir el precio de un producto para luego volver a bajarlo y que parezca un rebajazo. Que vas a tener unas ganas locas de tener tu compra en casa, que a lo mejor pones envío rápido porque no puedes con la emoción, y que esperas, esperas y esperas y ni email avisando de la agencia que lo entregará, ni número de rastreo, un papelito en el buzón diciendo que no estabas en casa en el momento de la entrega y que los llames para concertar otra a un 902€€€€€€, aunque a lo mejor hay suerte y es número local, o que envíes un email, cuando te llegue la compra ya se te pasó la emoción porque ya vas a estar pensando en las rebajas de Enero y cruzando los dedos para que hayan rebajado los zapatos que viste hace un mes.

También puedes tener suerte y que la agencia de transportes te avise a tiempo y que tengas tu paquete el día prometido e incluso antes. Sí, todavía quedan agencias de transporte que se toman su trabajo en serio y que entienden que sus clientes también tienen una vida y que gracias a ellos están cobrando su sueldo, que si no estás en casa te llaman por teléfono para preguntarte la hora a la que vas a estar, o que te llaman, no oyes por algún motivo llamando tú a ese número y el repartidor tiene la gran amabilidad de decirte que te lo lleva ese mismo día cuando termine el reparto programado, o pillarlo parado en un semáforo y dar la vuelta.



Así que ....

  • Las mensajerías deberían tener más control a la hora de informar al cliente.
  • Deberían escuchar al cliente, sobretodo cuando les comenta su disponibilidad.
  • Los mensajeros están trabajando pero el cliente posiblemente también.
  • Es necesario que haya varios métodos de contacto y gratuitos.
  • Existe una cosa que se llama móvil, si la dirección está mal ¡que llamen!.
  • No pueden enviar media hora antes de la entrega un email informando.
  • Que usen SMS que van más rápido que un email.
  • Y que den cursillos sobre atención al cliente centrándose en el tema AMABILIDAD, ahhh, y sobre cómo usar un teléfono móvil. 
  • Y GRACIAS a todas esas empresas de mensajería que informan correctamente a sus clientes, que tienen un número de atención al cliente con una persona amable que se molesta en facilitarte las cosas, y lo más importante, que te traen tu paquete a casa en el tiempo estipulado y que si hay alguna incidencia UTILIZAN EL MÓVIL para intentar solucionarla👍


Lo importante: ya tengo mi libro firmado por Brandon Sanderson 😂







4 comentarios

  1. ¡Hola!
    Mi relación con las empresas de mensajería es bastante mala, la verdad. Hace más de un año tuve un gran problema con una de esas empresas. Me preguntaron el día antes a que hora estaría en casa y les dije que me quedaba toda la mañana esperando. Pues después de perder toda la mañana me llaman a las seis de la tarde que no estoy en mi casa y que no van a volver otro día. El mensajero me dice que me deja el paquete en el bar de al lado del portal. Pues bien, en el edificio de en frente hay una sidrería a la que fui a preguntar y nada, por allí no pasó nadie. Después de días llamando y sin obtener respuesta, resulta que el paquete estaba en una cafetería que hay dos edificios más allá de donde vivo. Puse una reclamación pero nunca obtuve respuesta.
    Pero ahí no sé quedó la cosa, volví a tener problemas con esa mensajería varias veces y dejé de comprar a una web porque usaban esa mensajería.
    Pero vamos, que mis problemas no solamente son con una mensajería, he tenido problemas con varias. Así que coincido totalmente contigo en los puntos que tendrían que hacer/respetar.
    Y me alegra, que después de tantos problemas puedas tener tu ejemplar firmado por Brandon Sanderson.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he tenido mala experiencia con dos y de las más conocidas, una me trajo un paquete un Sábado a las 10 de la mañana cuando la entrega era de Lunes, afortunadamente estaba en casa, con otra tuve que andar llama que te llama porque no tenían constancia de que me tenían que entregar algo, al final fue error de ellos. Y sé de un caso que en vez de llevar el paquete al Pumarín de Oviedo lo llevaron al de Gijón estando la dirección bien clara, en fins.

      Por contra luego hubo entregas que genial, o un día antes, o llegar yo, no estar en casa en ese momento, llamarlos al número con el que se habían intentado poner en contacto y dar la vuelta sin poner queja alguna, o también de ir indicándote cada paso que da el proceso de preparación, entrega a la mensajería, envío ...

      Que entiendan que ellos están trabajando pero que los clientes muy posiblemente también y que si ponen unos medios de contacto para acordar una entrega que respeten lo que el cliente les dice.

      Besinos a ti también.

      Eliminar
  2. En serio, por un momento pensé que teníamos que terminar denunciándolos. Las excusas cada vez eran más surrealistas.

    ¡Lo de las empresas de mensajería en España es una vergüenza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enviarlos directamente a GRRM para que haga con ellos lo que le plazca :-P

      ¿Vergüenza?, mucho más que eso.

      Eliminar

¡Un blog sin comentarios es un blog triste!, si comentas solamente pido dos cosas: respeto y no spam. Los comentarios en entradas que tienen más de 30 días están moderados.

Si te interesa puedes visitar la sección AFILIADOS :-) y dejarme tu link.

• No hay botón de editar (blogger, ¡quiero este botón!, ¡lo necesito!), si se te olvida decir algo no dudes en poner todos los comentarios que sean necesarios ;-)