ÚLTIMAS ENTRADAS

Esos Haters

Foto: Giuseppe Milo Sunrise in Portmarnock, Irland...
vía photopin (license)
No me gusta mucho dar mi opinión públicamente sobre muchas cosas como política, religión y otro tipo de asuntos que pueden ser considerados un tanto controvertidos pero hoy creo que voy a romper esa regla que me he puesto y opinar porque sinceramente quiero hacerlo, ¿borraré la entrada?, no lo creo.

Voy a hablar de la nueva moda de ser hater, pero hater de esos que desean lo peor, porque sí, ya de por sí ser hater a medias es una moda, si no lo eres no molas absolutamente nada, no eres guay, no eres nadie, es como la moda de la horrible, por no utilizar otro adjetivo más horripilante y hortera, chaqueta amarilla de Zara que hace unos meses había que tener sí o sí porque de lo contrario no estabas a la moda. En fins, esta entrada tratará de esos haters que llevan eso de odiar hasta límites enfermizos, de esos que lo único que saben hacer es echar bilis por todos los lados, es tremendamente triste que cada cierto tiempo haya que tratar este tipo de temas asquerosos, porque otra definición no deberían tener.

Haters en el mundo los hay y para mi gusto demasiados, los hay por postureo, venga, hoy me toca odiar a mi vecino del 5º pues voy a meterle notas pasivo-agresivas en el buzón para que apague la tele a las 10 de la noche porque más tarde me molesta cuando comenta las pelis en voz alta, o al vecino del 1º porque su perro es un incordio, se mea en el ascensor y luego no tiene la santa de decencia de coger una fregona y limpiar la meada (el dueño, no el perro), pero claro, todo tiene su explicación, es un "ultradefensor de los animales", tanto que los pone por encima del ser humano, vamos, que el perro le hace la compra, le hace la comida, le hace los deberes a sus hijos y para encima y esto mola mucho más ¡sabe usar una fregona!, y no pasa nada porque la hija del vecino del 1º tiene la chaqueta amarilla de Zara y gafas de pasta negra sin graduar porque se lleva el rollito intelectual, además, cuando el vecino del 1º se va de vacaciones el pobre perro le molesta y lo deja en una guardería para perros, o con algún familiar.

Pero luego están, y es MUCHO MÁS GRAVE, esos haters que de verdad odian y lo hacen con pasión, eso no se lo vamos a quitar, esos haters enfermizos que necesitan una buena sesión intensiva y electroshock con un psiquiatra porque lo suyo es algo que a un psicólogo volvería incluso loco, esa gente que odia de manera obsesiva compulsiva y que tiene tan pocas neuronas en su cerebro, es la impresión que dan, que para colmo de todos los colmos deja constancia de ello en las redes sociales sin pudor alguno, con toda la alegría del mundo y orgullosos,  y luego, como lo cobardes que son borran todas sus cuentas en las redes sociales. Sí, han vivido su momento de gloria pero también muchos más momentos de odio y justificado.


¿A qué viene todo esto?

Pues a ese movimiento me atrevería a calificarlo de radical de ultradefensa de los animales, no me malinterpretéis, yo adoro a los animales, pero creo que hay un abismo entre adorar a toda clase de ser vivo de manera sincera que "adorar" toda clase de animales y anteponer eso al propio ser humano deseándole la muerte y a todo, ¿no se dan cuenta de que cada vez que desean la muerte de una persona están deseando la muerte de un animal?, después de todo es lo que somos ¿no?, animales, con algunas características que nos diferencian del resto, ¿un cocodrilo y un koala son lo mismo?, no, cada uno tiene sus diferencias, esas personas no debería denominarse seres humanos ni siquiera animales que de hecho tienen más modales y son más inteligentes.

He leído en varios sitios algo que demuestra que muchas de ellas no merecen ni los buenos días por no decir algo infinitamente peor y fuerte, Adrián es un niño de 8 años, es aficionado a los toros y está enfermo,  tiene sarcoma de Ewing o usando otra palabra, cáncer, ¡cáncer!, una enfermedad que a día de hoy no tiene cura aunque hagan ver lo contrario, puedes entrar en remisión, llevar una vida completamente normal hasta que tengas 110 años, pero siempre estará ahí, una enfermedad terrible que sufre no solamente esa persona sino todas las que le rodean como padres, hermanos/as, hijos/as, nietos/as .... y no es fácil, yo he sido una de esas hijas, y como siempre los trasnochados de turno tuvieron que demostrar su escasa inteligencia una vez más.

Una lunática bocachancla venenosa (nueva especie animal) puso en Twitter lo siguiente:


"¿Qué opino?, yo no voy a ser políticamente correcta, qué va" .... sigue en este enlace de La Nueva España o en este otro de El País, también El Mundo ha dado su versión .... y como ellos muchos otros medios.


¿La verdad? paso de poner lo que sigue porque me entran ganas de vomitar, me parece de tal maldad, tal vileza, de tan mala persona que solamente se me pasa por la cabeza llamar a ese proyecto de ser humano y de animal hija de p y de lo que sigue entre otras muchas cosas no tan suaves aunque realmente creo que no hay nada para calificar a esa cosa.

Adrián está enfermo, no es un catarro o la varicela, es cáncer, con 8 años puede parecer pequeño, poner una gran sonrisa, pero no lo es porque esa asquerosa enfermedad seguro que le está haciendo crecer a marchas forzadas, ¿no se siente mal?, ¿no siente dolor?, ¿por qué si no deseamos dolor a los animales y nos indignamos hasta la extenuación porque se matan toros en las corridas le deseamos a un ser humano el mismo fin?. Adrián puede que ahora no se dé cuenta de la magnitud de muchas cosas que han dicho, dentro de 5, 6, 10 años tal vez lea esos comentarios en los que solamente le deseaban cosas malas y peores, le harán daño porque tiene eso de lo que carecen los haters: sentimientos, de manera retroactiva pero el daño sigue ahí en forma de palabras escritas, pero le quedará un consuelo, cientos de mensajes cargados de buenos deseos. ¿EN QUÉ PUTA MIERDA NOS HEMOS CONVERTIDO?, perdón por el vocabulario y las mayúsculas, ¿en qué nos hemos convertido?, Twitter, Facebook.... ya se carcajearon todo lo que quisieron y más festejando la muerte del torero Víctor Barrio el pasado verano e incluso insultando a su mujer con "lindezas" tipo que su marido había recibido lo que merecía, ahora le deseamos la muerte a un niño de 8 años que no pidió estar enfermo de cáncer. 

A Adrián le gustan los toros, y por esa razón el fin de semana pasado recibió un homenaje en el que participaron varios toreros con el único objetivo de recaudar fondos para la "Fundación de Oncohematología Infantil" que ayuda a niños que padecen esa misma enfermedad. ¿Vamos a prohibirle ahora vivir su ilusión?, ¿algo que le da luz entre seguramente mucha más oscuridad?, ¿le quitamos esos pequeños momentos en los que se olvida de que es un niño enfermo para ser un niño que no tiene ninguna preocupación?, ¿vamos a ser así de insensibles y crueles?.

Así se hacen los haters pero voy a adoptar otra expresión, los haters de los haters, me apunto al club: "Hola, me llamo Natalia y odio a los haters". El mundo sería más feliz, aunque sea un poco, sin toda esa manada de haters malignos o gente tóxica.

No hace daño quien puede, sino quien quiere, todos tenemos la capacidad para hacer daño pero depende de nosotros separar la línea de lo que está bien de lo que está mal.

No es el primer caso, tampoco el segundo, sino uno más de lo muchos que todavía llegarán, es lo que tiene tomarse al pie de la letra la libertad de expresión, y lo peor de todo, usar ese derecho para hacer daño.



#AdrianTeVasACurar



EDITADO 8/04/2017: y al final quien ha vencido ha sido esa horrible enfermedad, Adrian ha fallecido.

No hay que poner ningún tipo de esperanza y soñar que los haters, en especial todos los que desean la muerte de otra persona, algún día se conviertan en seres humanos, carecen de una de las cualidades que nos hace humanos, la empatía. Se suele decir que el ser humano comete errores, que todos nos merecemos una segunda oportunidad, discrepo, no todos se merecen una segunda oportunidad.  

Has sido un VALIENTE, Adrián.





No hay comentarios

¡Un blog sin comentarios es un blog triste!, si comentas solamente pido dos cosas: respeto y no spam. Los comentarios en entradas que tienen más de 30 días están moderados.

Si te interesa puedes visitar la sección AFILIADOS :-) y dejarme tu link.

• No hay botón de editar (blogger, ¡quiero este botón!, ¡lo necesito!), si se te olvida decir algo no dudes en poner todos los comentarios que sean necesarios ;-)