ÚLTIMAS ENTRADAS

Se vende viaje imaginario a la Luna

Foto: Se vende pasaje para lugares imaginarios
vía photopin (license)
Esta entrada no tratará de la venta de viajes imaginarios a la Luna, no conocerás a los selenitas y tampoco encontrarás a Bender tratando de expandir su negocio de parques de atracciones con casinos y furc**s, sino que tratará de otro tipo de ventas, de esas en las que a veces "intantan venderte una moto", para empezar hay que dejar claro que un trabajo es un trabajo y mucho más hoy en día que la cosa está tan complicada entre la crisis, los empresarios que utilizan la crisis para reducir sus plantillas y entre otros muchos motivos, que la mayoría de los trabajos son muy dignos, incluso los que requieren ir de casa en casa, llamando a la puerta para venderte lo que se tercie, un seguro, una aspiradora, una enciclopedia, convencerte para que te cambies de compañía telefónica .... las condiciones laborales es posible que dejen bastante que desear porque normalmente muchos de esos trabajadores van a comisión y o vendes mucho o tu sueldo va a ser un poco de chiste, así que para ellos lo de "el fin justifica los medios" cobra mucho sentido pero ¿a qué precio?.

Hay vendedores con escrúpulos, de esos que van a ser sinceros en todo y que no te van a engañar, pero también los hay sin escrúpulos, esos que se aprovechan de todas esas personas mayores que confían en sus palabras aunque todo lo que el vendedor les está contando suene a chino mandarín, belleno o élfico, que los engatusan de tal manera que luego tienen que ir los hijos, nietos, sobrinos resolviendo el entuerto, les pasó hace unos años a mis abuelos, los engatusaron de tal manera que acabaron comprando un sillón de esos de esos que también dan masaje que ellos ni querían ni necesitaban, después de amenazar a esa empresa con denunciarlos varias veces terminaron por devolver el dinero que les habían sacado y les regalaron una batería de cocina previa disculpa.

Luego están esos vendedores listillos que van en plan colega, creen que lo saben todo y que dan por hecho que tú eres un ser extremadamente ingenuo, ellos tienden su red, te empiezan a engatusar, te mienten todo lo que pueden y más, o te cuentan medias verdades, para luego atacar, y eso es lo que hizo un chico de *insertar aquí el nombre de la compañía XXXX* que llamó a mi puerta hace unas semanas vendiéndome una mejora en mi contrato de internet, teléfono, tele e incluso móvil (de otra compañía).

Yo los dejo hablar, que gasten toda la saliva que quieran, si lo piden igual hasta les doy un vasito de agua del grifo si tienen sed, hablan, hablan y hablan, tú escuchas, lo que te está contando ya lo sabes porque estás informada de todas las ofertas y demás porque aaaamigo, internet lo sabe absolutamente todo, entonces llega ese momento en el cual ya oyes algo que no se corresponde con la información que tú a lo mejor viste ese mismo día y ya sospechas cuando se pone a vacilar a lo bestia apoyado incluso de manera chulesca contra el marco de la puerta, le dejas seguir hablando, hasta puedes añadir al vaso de agua una o dos galletas no vaya a ser que se te caiga redondo por el esfuerzo que está haciendo, y saca de una carpeta, serigrafiada con el logo de la empresa bien en grande para que se vea muy bien, todo alegre un papel sabedor de que está a punto de hacer un contrato nuevo, empieza a salivar, casi a frotarse las manos y ahí es cuando empieza a cometer errores.

Resulta que me ofrecían una mejora, es decir, lo típico, pagar menos, pero claro, te lo empiezan vendiendo como que es para siempre, y claro, tú te quedas pensando y accedes a que siga hablando porque total no tienes nada mejor que hacer en ese momento, te va explicando que hay que hacer un contrato nuevo a nombre de otra persona para que cuente como cliente nuevo y pueda aplicarse la promoción en cuestión, va preguntando cosas a las cuales contestas, fardando de que puede mejorar tu contrato de móvil aunque ya le has dejado claro que es de otra compañía, él te lo mejora negociando con ellos, lo que en tu idioma es hacer un amago de portabilidad a otra compañía para que tu compañía te haga una oferta mejor, y blah, blah, blah .... luego es cuando ya está tomando tus datos, y dado que estás sin perder detalle aunque disimules a lo bestia, le ves anotar cosas que no se corresponden con su impresionante introducción unos minutos antes, no le vamos a quitar méritos a su don para la oratoria, y ahí empiezas a sospechar ya a lo bestia, de algo sirvió tragarte cientos de series policíacas que te hacen ver complots por todas partes, luego te dice alegremente que hay gente que le tira para atrás una cosa y es que al hacer contrato nuevo a nombre de otra persona hay que cambiar el número de teléfono fijo. Tus sospechas ya se vuelven eso, mucho más sospechosas, empiezas a formular preguntas para que el vendedor o comercial, vamos a ser fisnos, acabe admitiendo que no, que la promoción es solamente por seis meses y que luego te vuelven a cobrar lo mismo ¡pero que no pasa nada! que luego si vuelves a llamar, porque te da su número claro no vaya a ser que otro se lleve el contrato y eso no puede ser, que te lo vuelven a ofrecer, es decir, ¿en seis meses cambiar de nuevo de número de teléfono porque hay que hacer un contrato nuevo a nombre del gato o del perro?, ahí te quedas señor/a comercial.

En resumen, que me intentaron vender algo muy atractivo pero llenito de trampas por todas partes, y yo me he dado cuenta pero mucha gente picará y seis meses después se dará cuenta de que le vuelven a cobrar 70€ por ejemplo, llamará, protestará y le dirán que no pueden hacer nada, porque firmó el contrato, encontrándose con un último regalo y ese no es promoción ni nada que se le parezca, el molesto regalo será que ¡tienes permanencia!.

Yo tengo una amiga que trabajó precisamente de comercial vendiendo de puerta a puerta y también por teléfono, no voy a decir el nombre de esas empresas, solamente que es de esas que requieren que hagas X contratos nuevos al mes, aguantó poco más de un mes y lo dejó, palabras textuales porque "mi conciencia me impide hacer determinadas cosas como llegar incluso a acosar a una persona mayor que no se entera de nada para se haga un contrato nuevo que realmente no necesita".

Hoy en día no debemos decir NO a un trabajo pero ¿llegarías al punto de instigar a una persona para contratar algo que realmente no desea?, puedes decir no miles de veces y ellos seguir insistiendo una y otra vez. Yo no, tengo mis límites, además, yo sería incapaz de hacerlo.


Muchos saludos y bien fin de semana. ¡Ya casi es Primavera!, oficialmente :-P


2 comentarios

  1. Yo tengo sentimientos encontrados con este tipo de trabajos. Primero, porque seguramente la mayoría de aquellos trabajadores de "casa por casa" van a comisión y si no le echan cara y engañan o engatusan, no se llevan un duro a casa, lo cual me parece un poco favorecer al que más cara le echa. Pero la cosa es que quizá no hay otra opción, y si te encuentras en una situación desesperada, cualquiera engaña a un anciano para que le compre un sofá si él puede seguir viviendo bajo un techo...
    Claro que no siempre es así. Para tener este trabajo hay que echarle mucho morro y a veces pasarte los escrúpulos por debajo de algo que también empieza por escr... no sé si se me entiende.

    En definitiva, no sé ni lo que he escrito pero es que esto me deja las neuronas tiritando porque he visto cosas chungas por las dos partes. Y no, no precisamente en "En busca de la felicidad".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que son trabajos que tienen que ser complicados, ya no por la enorme presión que supone ir a comisión, sino porque para poder hacer contratos muchas veces tienen que presionar y presionar hasta que lo consiguen, unas personas podrán, se les dará de lujo, pero otras en cambio no.

      Luego es que en muchos casos no deja de ser acoso comercial, que ya no es ni cosa de la persona sino normas de la empresa, ya sea por la calle, en el puerta a puerta o sobretodo por teléfono, les da igual perseguirte hasta que ya pillan el mensaje, que llamarte cuatro veces en un día que ocho en dos, o presentarse un día ante tu puerta y volver a la semana siguiente con lo mismo para ver si has cambiado de opinión.

      Eliminar

¡Un blog sin comentarios es un blog triste!, si comentas solamente pido dos cosas: respeto y no spam. Los comentarios en entradas que tienen más de 30 días están moderados.

Si te interesa puedes visitar la sección AFILIADOS :-) y dejarme tu link.

• No hay botón de editar (blogger, ¡quiero este botón!, ¡lo necesito!), si se te olvida decir algo no dudes en poner todos los comentarios que sean necesarios ;-)