ÚLTIMAS ENTRADAS

Lugares para visitar 5: Grecia


Quinta Parada: GRECIA ... Ouzo!!
Decir Grecia es decir Acrópolis, o Moussaka, tal vez porque es casi lo más llamativo de ese país, obviamente hay muchísimas más cosas pero esa es la primera imagen que se viene a la cabeza, por lo menos a mí, es ver en tu mente ese gran monte del centro de Atenas y ver el Partenón, la imagen más exportada de Grecia. Pues Grecia es mucho más que Partenón, Acrópolis, Ouzo y guardias con falda y zapatos con pompones negros, Grecia es un país que respira historia por todas partes, incluso por las alcantarillas, bueno, eso exactamente no, además, queda feo decirlo. Este va a ser un post largo, aviso.




Acrópolis
Siempre he sido aficionada a la mitología griega y durante muchos años imaginé lo que se sentiría al estar delante del Partenón, lo veía como algo muy lejano, un viaje de esos imposibles con los que sueñas mientras ves fotografías, pero ese día llegó, y estar delante del Partenón fue indescriptible, te lo imaginas pequeñito pero te pones delante y se te queda la piel de gallina al comprobar lo enorme que es, porque sí, es enorme, ya te das cuenta de su magnitud cuando empiezas a subir a la Acrópolis y llegas a Los Propileos, su entrada, que es espectacular, yo me traje la espina de no haber sacado una foto pero es que aquello se empezó a llenar de japoneses con cámaras más grandes que ellos en cuestión de segundos, vamos, que parecía que salían de entre las piedras por generación espontánea o algo, de repente me vi rodeada de japoneses y casi sin poder escapar, luego estás arriba y te sientes genial delante del Erecteion con las Cariátides, del mismo Partenón, o simplemente disfrutando de la vista de Atenas.


Partenón
Pero Grecia es mucho más que Acrópolis, en Atenas podemos disfrutar del Ágora, que es muy agradable para pasear y en ella está el Hefesteion, un templo que sirvió un tiempo como iglesia creo que en el Siglo XIX, de los barrios de Plaka y Monastiraki, donde encontrarás muchísimos restaurantes y tiendas con artículos de todo tipo, la Plaza Syntagma que es donde los guardias custodian la tumba del soldado desconocido. También podemos encontrar en este país el famoso Cabo Sunion, el de Danone y el joroña, que es un lugar de paz, tranquilidad, silencio, en el que te puedes pasar horas y horas solamente mirando al mar y obviamente siendo testigos de esa preciosa puesta de sol que tiene lugar allí, otra de las cosas más increíbles es el Canal de Corinto, una auténtica obra de ingeniería llevada a cabo en el Siglo XIX que se hizo para unir los mares Egeo y Jónico y por el que pueden pasar grandes barcos, también están lugares tan famosos como Micenas, con la puerta de los leones y una cuesta que resbala la de su madre, y el lugar donde vivió el Rey Agamenón, Epidauro con su famoso teatro, Nauplia con su gran fortaleza, o Delfos.


Pero creo que hay tres lugares que merece la pena hacerles un hueco especial, son Atenas, las Islas del Sarónico, y Delfos.

Delfos (Foto: mía, la calidad no es buena, la escaneé)
Delfos es un pueblecito muy tranquilo y acogedor que tiene unas vistas increíbles a lo que allí llaman "el mar de olivos", que es un valle lleno de miles de olivos y al fondo el Golfo de Corinto, a varios kilómetros encontramos las ruinas del Templo de Apolo, el lugar donde la famosa pitonisa hacía sus predicciones, es uno de los lugares más emblemáticos de todo el país y de los más visitados, con su templo, su teatro, sus vistas son simplemente impresionantes, además el día que yo fui estaba medio lloviendo y eso le dio una magia especial (menos mal que tenía un paraguas en la mochila porque me había dejado el chubasquero en el hotel en Atenas), luego comimos en el pueblo y me comí una moussaka que estaba tremenda.

Atenas, la capital, es un caso aparte, reconozco que como ciudad me decepcionó bastante, porque está o estaba muy sucia, la contaminación es brutal, y hay sitios que las guías de viaje te traen como geniales y vas y la primera vista que tienes es la de tal jauría de gatos en una de las entradas que hace que tengas que buscar otra a ser posible sin animales, hablo de los Jardines Nacionales, el mayor parque de Atenas. No es una ciudad como podemos encontrarnos en España, sin embargo tiene sus peculiaridades, la mayor de todas es la zona comercial, o los barrios más emblemáticos y turísticos donde puedes comprar de todo, son Plaka y Monastiraki, tienen un ambientazo increíble. El tráfico la convierte en una jungla, los coches no respetan los semáforos y cruzar las calles es una auténtica aventura, el trolebús va a toda pastilla echando chispas por todas partes, y hay que tener un cuidado excepcional con los carteristas, en especial en las estaciones de metro más antiguas, y en las plazas más concurridas como la Plaza Omonia.


Canal de Corinto (Foto: Corfuboat) ¡Me encanta!
El Partenón como digo es algo especial, es el símbolo de Grecia, vamos, lo más conocido, pero está incompleto porque en el siglo XIX un tipejo llamado Elgin decidió que las metopas y los frontones estaban mejor en su país, así que las arrancó y se las llevó a Londres donde están a día de hoy en el Museo Británico (¡me encanta!, es el mejor museo del mundo) a pesar de las continuas reclamaciones de Grecia. Cuando vi los mármoles de Elgin, como lo llaman, en el Museo Británico, de algún modo sentí que por fin había visto todo el Partenón, y desde ese día pienso que deberían estar en el lugar que le corresponden, en el Museo de la Acrópolis.


Cabo Sunion, con su famosa puesta de sol, preciosa
Las Islas del Sarónico: visité tres de ellas, en concreto Poros, Hidra, y Egina. Nos tuvimos que subir obviamente en un barco que en cuestión de segundos se llenó de japoneses con esas cámaras más grandes que ellos (qué envidia, de las cámaras, claro), igual eran los que me fastidiaron días antes las fotos en la Acrópolis, pero la verdad que eran muy amables porque si chocaban contigo enseguida se disculpaban. Esas islas son preciosas, además visitas lo que son pueblos de esos que están al lado del mar cuyas casas están a lo largo de una colina, me recordaron a Cudillero, un pueblito precioso de Asturias, y a otro llamado Lastres, donde rodaron parte de Doctor Mateo. La vuelta fue un poco asquerosilla porque digamos que el barco se llenó de alemanes que antes no sé donde se metieron y como se compraron mermelada de pistacho en Egina no podían llegar al hotel para comérsela y la comieron con los dedos y no delicadamente precisamente.


En resumen, que creo que me he extendido más de la cuenta, que Grecia es uno de esos lugares tan mágicos que hay que visitarlo al menos una vez en la vida y no en un viaje rápido, yo estuve 11 días y necesitaba más porque me quedó sin ver Meteora y muchas más cosas, sobretodo tienes que ir si te gusta el turismo de ver cosas y no el de vuelta y vuelta al sol hasta que hueles a quemado, iba a explicar un poco lo del regateo, algo que allí se daba muchísimo y además les encantaba hacerte creer que habías conseguido auténticos chollazos, pero eso ha dejado casi de existir debido a la crisis económica.

¡Y si visitas Grecia no te olvides de la comida!, Grecia tiene una gastronomía rica y abundante, porque eso daría para una entrada extensa, la Moussaka es DELICIOSA, y prueba los chupitos de Ouzo, pero en un bar de esos que tienen mala pinta, nada de probarlo en pubs, cafeterías de esas de decoración molona, noooo, debe ser en un bar destartalado, el Ouzo tiene un sabor anisado riquísimo, aunque es fuerte, ¡y tampoco te olvides de gritar OooooPA!, enseguida te acompañarán y si les caes bien incluso te invitarán a alguno ;-)


(Por qué tuve que mencionar a los alemanes, ahora la dichosa imagen no se me va de la cebeza).





CRÉDITOS FOTOS
▪ Google
▪ Canal de Corinto: Blog Corfuboat, encontrada en Google
▪ Templo de Apolo en Delfos (Mía)



Próxima parada ... Suecia y Noruega

2 comentarios

  1. Me ha encantado la entrada, no solo por el país en sí, sino porque lo has visitado tú y nos cuentas tus experiencias :)
    Es uno de los países que me gustaría visitar. Me guardo tu recomendación de visitarlo a fondo.
    Y para nada ha sido larga la entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es uno de esos lugares que merece incluso la pena volver, aunque ahora ya no es como cuando yo fui, ahora con la crisis ya no hay regateo, y mira que les encantaba hacerte creer que los engañabas, bueno, alguna ganga si que conseguías, una prima mía fue hace un año o así y apenas se compró nada porque era caro.

      Una lástima porque eso les está haciendo perder bastante turismo.

      Eliminar

¡Un blog sin comentarios es un blog triste!, si comentas solamente pido dos cosas: respeto y no spam. Los comentarios en entradas que tienen más de 30 días están moderados.

Si te interesa puedes visitar la sección AFILIADOS :-) y dejarme tu link.

• No hay botón de editar (blogger, ¡quiero este botón!, ¡lo necesito!), si se te olvida decir algo no dudes en poner todos los comentarios que sean necesarios ;-)