ÚLTIMAS ENTRADAS

Enfermedades que cambian vidas

No debemos dejar pasar ningún tren ...   Foto: NV
Hoy quiero poner un post un poco más personal, es algo así como de autoayuda basado en una experiencia personal que hace varios meses que tengo escrita, nunca encontré el momento adecuado para ponerlo pero he pensado que ¿por qué no voy a hacerlo?, aunque admito que estoy bastante indecisa porque no me gusta poner post de esta índole tan personal, pero a lo mejor puede ayudar a personas que estén pasando por la misma situación, así que venga, hazlo, o no lo hagas, pero no lo intentes, si lo estás leyendo es que al final no me he arrepentido de ponerlo,  y es sobre esas enfermedades que cambian vidas, en especial una de ellas, que yo considero que es, junto con el Alzheimer, la más temida de todas: el cáncer.

Cáncer, es una palabra que asusta por un simple hecho, no tiene cura, y aunque hoy en día la medicina ha avanzado mucho y una persona enferma de cáncer tiene muchas posibilidades de salir adelante que hace 10 años hay otras personas para las cuales es una sentencia de muerte directa, pueden ser días, semanas, meses, así de duro, así de cruel, así de injusto. Te preguntas por qué no se ha logrado ya una cura para ello, por qué se invierten millones en buscar vacunas para enfermedades que han conseguido convertir en crónicas y no para convertir el cáncer en una de esas enfermedades que aunque la tengas todavía te dará tregua durante muchos muchos años, te preguntas si todo es porque no se invierte lo suficiente, te haces muchas preguntas, y ninguna de las respuestas te sirve.

Mi experiencia con el cáncer es en primera persona, hace casi cinco años mi padre falleció de un cáncer de pulmón que le habían diagnosticado menos de un año antes, en su último mes tenía metástasis en cerebro y huesos y ni los narcóticos podían calmarle el dolor, aún así él jamás se quejó, ni en sus últimos momentos.

Pero voy a remontarme a un año antes, mi padre era fumador y tenía una profesión en la que estaba en contacto con productos derivados del petróleo, en concreto en forma de humo y vapores, empezó con mucha tos, y una gripe muy fuerte fue la que marcó el principio del fin, el médico de cabecera lo envió a urgencias después de ver unas radiografías, y allí decidieron dejarlo ingresado para hacerle pruebas, una semana entera, para que al final fuera una broncoscopia la que arrancó el pedacito de pulmón que iba no solo a cambiar su vida, sino la de toda su familia.

Adenocarcinoma de pulmón en Estadio IV con metástasis en el hígado, siempre tratan de minimizar los daños y te dicen la verdad a medias aunque siendo sinceros, yo estudié en la carrera asignaturas correspondientes a medicina laboral y uno de los temas que tratamos fueron precisamente las enfermedades que pueden ser consecuencia del ambiente laboral entre las que tristemente está el cáncer, sabía que un estadio IV era una enfermedad muy avanzada en la cual la esperanza de vida es prácticamente nula o complicada, un año, tal vez menos, simplemente te tratan porque tienen obligación de hacerlo, atacan con quimioterapia todo lo que pueden hasta que el cuerpo dice basta, él aguantó con ánimo y estoicidad todos los ciclos de quimio que recibió a lo largo de 11 meses, hasta que su cuerpo decidió que no quería seguir luchando y todo terminó, con 63 años. Jamás se quejó, y siempre fue consciente de lo que había.

Humo, vapores, tabaco ... la prevención de riesgos laborales existe para algo, una mascarilla, ventiladores potentes que eliminen ese humo, esos vapores..., y el número de enfermos de cáncer podría disminuir aunque no evitarse, no es fácil que cataloguen una enfermedad como laboral o profesional, sé que en el caso de mi padre se podría haber intentado pero ese tipo de cáncer no estaba demostrado que fuera provocado por esos factores, como tampoco se podía demostrar que fuera provocado por el tabaco, pensé, demasiadas coincidencias que no se pueden demostrar, porque claro, no interesa, no es como el caso del mesotelioma, el cáncer de pulmón que se sabe y está comprobado que es por contacto con el asbesto o amianto. Solamente hay una cosa clara y es que el cáncer de pulmón es una enfermedad que cuando se pilla ya suele ser demasiado tarde. En cuanto al tema del tabaco, es también relevante que en los últimos 10 ó 20 años el número de mujeres que contraen esta enfermedad va cada vez más en aumento, y la razón es el tabaco, antes estaba mal visto que una mujer fumara, ahora ya no, "fumar mata", "fumar provoca cáncer", son frases que traen las cajetillas de tabaco pero sin embargo no se prohibe su consumo porque los impuestos que se pagan, al igual que los del alcohol, proporciona mucho dinero al Estado, no deja de ser irónico que te pongan esos textos en las cajetillas, o incluso fotografías de pulmones invadidos por el cáncer, y que sigan fomentando, a pesar de la Ley Antitabaco, su consumo, no interesa, pierden dinero.

Yo sabía que tenía menos de un año por delante así que decidí pasar la mayor parte de mi tiempo con él, fui la única de mi familia que siempre tuvo presente lo que iba a suceder, supongo que el resto lo pensaba pero no lo manifestaba, para mí era totalmente imposible mantenerme al margen de todo, fue un año muy duro porque ibas viendo el deterioro progresivo, una vez que te dan el diagnóstico dices bueno, tengo tiempo por delante, con el tratamiento igual son unos años más, pero ese día que tanto temes que llegue un día finalmente lo hace y todo se termina, por un lado es un alivio por otro es un momento terrible.



Durante ese tiempo yo me establecí una serie de normas:

  • Vida normal: nada debe cambiar, tu vida debe ser igual que ha sido siempre, debes mostrar alegría, tristeza ... todos los estados de ánimo que has mostrado durante toda tu vida, debes ser tu mismo, no cambiar ni un ápice de tu personalidad.
  • No "existe" enfermedad: comportarte con la persona enferma como siempre, como si estuviera perfectamente sana, pero a la vez tener siempre presente esa enfermedad, porque está ahí y eso no se puede obviar, siempre habrá cosas que limiten hacer algo.
  • Disfrutar de todos los momentos: porque son cosas que vas a recordar y que vas a valorar durante toda tu vida, por ejemplo la Navidad, porque es la época en la que más notas las pérdidas, llega un momento del futuro en el cual incluso te harán sonreír cuando las vuelves a recordar, hay que quedarse con todos los buenos momentos. Luego te vendrán a la mente momentos que tenías olvidados y te harán sentir bien.
  • Aprender a hacer cosas cotidianas: mi mayor miedo era que quien iba a cambiar las bombillas, o a rellenar de agua la caldera ... una tontería, lo sé, yo ya sabía cambiar bombillas pero se convirtió en una obsesión, un día agarras el toro por los cuernos y te pones a ello, te das cuenta de que estaba chupado.
  • No llorar hasta sea necesario hacerlo: debes autoimponértelo, porque sabes que un día lo harás, y que derramarás todas las lágrimas que has contenido durante todo ese tiempo, e incluso te quedarás sin ellas. Y porque esa persona JAMÁS debe verte llorar.
  • Apoyarte en tu familia y sobretodo apoyarlos a ellos: por muy mal que te lleves con ellos, te das cuenta de que son tu familia, tu principal apoyo, debes disfrutar de todos los momentos, tú lo estás pasando mal pero jamás olvides que ellos también.



Una cosa es el enfermo y otra cosa es su familia, el enfermo vive la enfermedad en su propia piel, es quien sufre dolor, quien poco a poco se va apagando, pero su familia es testigo de esa metamorfosis y te sientes impotente porque no puedes hacer absolutamente nada, solamente ayudar en todo lo que sea necesario y posible, te sientes mal, necesitas llorar, gritar, desahogarte como sea pero no puedes porque debes tener una aptitud ante todo positiva, no puedes tener momentos de debilidad, tienes que estar ahí, al pie del cañón, aunque eso te agote física y sobretodo mentalmente. Ser familiar de un enfermo de cáncer terminal no es nada fácil, tampoco agradable, en el fondo guardas un poco de esperanza para que en el tiempo que queda hallen una cura o algo que no sea una sentencia de muerte, pero esa noticia que esperas con tanta ansiedad nunca llega y te desanimas porque sabes que cada vez está más cerca, la ansiedad, la impotencia van apoderándose de ti, hasta que un día todo se acaba.

La medicina cada vez avanza más, y ahora hay cánceres que tienen una esperanza de vida de más del 90%, esas personas que tienen muchas posibilidades de entrar en remisión ¡QUÉ NO SE RINDAN JAMÁS!.

Utilizando un tema de actualidad, me dan lástima todos esos actores del cine español que piden y piden y vuelven a pedir ayudas para el cine, yo pido inversiones para investigar una enfermedad como el cáncer, ser actor después de todo es un trabajo, el cáncer es una enfermedad que puede acabar con tu vida, ¿qué es más importante?, nadie está libre de ella, y una vez que nos ataca TODOS SOMOS IGUALES, la sangre es del mismo color y el cuerpo de todos los seres humanos está formado por la misma materia. 




CRÉDITOS:
Foto: Natalia Viel
Lugar: foto al azar del Metro de Barcelona


11 comentarios

  1. Madre mía, me has dejado de piedra con tu parada y con lo que estabas sobrellevando a tus espaldas. No sé si te arrepentirás o no, pero yo me alegro de que te hayas decidido a publicar esta entrada y aprovecho para decirte que siento mucho lo de tu padre; el cáncer siempre es una putada muy grande (lo siento, pero es como lo siento), porque no tiene bastante con llevarse a nuestros seres queridos sino que encima, muchas veces, lo hace de manera cruel y agónica.
    Me quedo con tus lemas, creo que son muy acertados.
    Hoy me gustaría enviarte un agrazo más grande aún que el de otros días; como familiar de enfermos de cáncer, sé exactamente cómo te sientes.
    Besos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con los nervios, he puesto en la primera línea parada...quería decir entrada....Ya te digo que hoy me has tocado la fibra sensible, jeje...!

      Eliminar
    2. La verdad es que cada persona que lo vive tiene sus historias por eso de que ninguna persona es igual a otra, y cada una lo vive como mejor puede, ya sea con el cáncer o con otro tipo de enfermedades también de esas brutales.

      Besinos :-)

      Eliminar
  2. Como dice Vanedis me alegro mucho que te hayas animado a publicar la entrada pese a ser un tema tan personal. El cáncer por desgracia está a la orden del día, yo no se si es que no encuentran cura o como dicen por ahí no interese encontrarla lo que es cierto es que cada vez estas enfermedades son más agresivas.
    Estoy totalmente de acuerdo con el tema de la prevención en el trabajo, ya he visto varias veces por la tele como en empresas que trabajan con ese tipo de productos tóxicos y gases van desarrollando cáncer, coincidencia es imposible que sea. Y lo del tabaco es de traca, si sabes que mata ¿por qué no haces algo en vez de pensar sólo en los impuestos? Es una locura.
    Yo te comprendo porque tengo casos muy cercanos, mis dos abuelas murieron de cáncer, y tanto mi tia como mi madre lo tuvieron en su momento aunque gracias a Dios salieron bien. Se siente una impotencia increíble pero me maravilla como supiste anteponer prioridades durante ese último año, nada de nombrar la enfermedad, no llorar y disfrutar de todo el tiempo con él. Hay que tener mucha fuerza para hacer eso.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre diré que esta enfermedad es la plaga del S.XXI porque después de todo mucho comer sano, hacer ejercicio y demás para prevenirlo pero seguimos respirando cosas nocivas por todos lados y tampoco podemos dejar de respirar, ya sea en la calle o en el trabajo, y la gente sigue fumando, bebiendo... y no hacen nada por evitarlo a pesar de que se conocen sus "maleficios" y no beneficios porque hay gente que se lucra con todo ello.

      Besinos :-)

      Eliminar
  3. Me dejas sin palabras. Creo que no soy capaz de entenderte, porque me da que esta es una de esas cosas que una cosa es leerla o que te la cuenten, y otra muy distinta, vivirla. Lo sé porque alguien muy cercano pasó por algo parecido a lo tuyo, muy, muy parecido, y cada vez que el tema sale veo en sus ojos lo duro que fue.

    Un abrazo. Y te agradezco muccho, mucho, que te hayas animado. Seguro que ayudas a mucha gente.

    Pd: lo de la protección en el trabajo... ni contra tóxicos, ni contra ruidos, ni contra nada. Luego pasan cosas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual que le digo a Vanedis, cada persona tiene sus formas de vivirlo y sus propias historias que contar porque todos somos diferentes, al final todo se queda en un recuerdo de esos malos.

      Lo de la protección en el trabajo ya no es que la haya o no la haya, es que hay empresas que por reducir costes parece que compran en los chinos.

      Besinos :-)

      Eliminar
  4. Me parece muy valiente por tu parte publicar esto. Seguro que va a ser de gran ayuda :)
    Yo no he vivido de cerca el cáncer, pero sí el Alzheimer, y es una mierda. Ver la degradación de mi abuelo fue bastante duro. No solo la suya tampoco, porque el ir a la residencia a verlo con todas las demás personas en un estado parecido... al principio casi me da algo.
    Luego otra, que se les va la cabeza y se lía parda. Un día me apretó el brazo de tal manera que menudo susto me di. Si no llega a ser por la enfermera no me suelta.
    Yo hice alguna cosa de las que dices. Lo malo es que no aproveché demasiado bien ese tiempo, por otros problemas, pero bueno, por como estaba todo... fue bastante bien.
    Ains T___T

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Alzheimer para mí es la enfermedad más horrible que existe porque tiene que ser muy duro ver como poco a poco vas olvidándote de quien eres, y para la familia tiene que ser frustrante pero elevado al infinito.

      Besinos :-)

      Eliminar
  5. Estoy con un nudo en la garganta, por lo que habréis sufrido, tu familia, tu padre y tú, y me alegro que lo hayas contado, por ti y porque seguro que ayuda y mucho. Un abrazo super fuerte!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchas formas de enfrentarse a ello y siempre acabas encontrando una. Es inevitable.

      Besinooos.

      Eliminar

¡Un blog sin comentarios es un blog triste!, si comentas solamente pido dos cosas: respeto y no spam. Los comentarios en entradas que tienen más de 30 días están moderados.

Si te interesa puedes visitar la sección AFILIADOS :-) y dejarme tu link.

• No hay botón de editar (blogger, ¡quiero este botón!, ¡lo necesito!), si se te olvida decir algo no dudes en poner todos los comentarios que sean necesarios ;-)