ÚLTIMAS ENTRADAS

Reseña: Saga Sabrina de Rebeca Rus

 Esta entrada contiene spoilers así que si no quieres enterarte de nada sobre estos libros será mejor que no pinches en "Sigue leyendo esta entrada".


Hace unos meses he escrito sobre un libro de Rebeca Rus llamado "Mientras Tanto, en Londres", y aprovechando que hace unos días ha publicado un libro nuevo que lleva por título "Ginebra para dos" (que caerá en mi Kindle justo a tiempo para amenizarme el trayecto en tren a Barcelona en Semana Santa), voy a escribir de otros dos de sus libros. Están encuadrados dentro del género Chick-lit que viene a ser un género para chicas, un tipo de lectura desenfadado, sin grandes tramas, podemos decir un tanto superficial, y normal, ideal para cuando quieres desconectar después de una lectura complicada o de esas densas con grandes dosis de drama, vamos, lo ideal para leer cuando no tienes nada que hacer y quieres relajarte.

La saga Sabrina consta de dos libros: Sabrina 1, el Mundo 0 y Sabrina contra el Imperio del Zapping. Sabrina es una publicista de ventitantos años que es una paranoica perdida y a veces una inocente patológica, tiene que enfrentarse a su vida como mujer independiente que buscar demostrar lo buena que es en la publicidad mientras a la vez intenta madurar, su círculo de amigos no es que sea de gran ayuda porque cada uno tiene su particular grado de rareza y de inmadurez, lo cual no es una buena mezcla.





Sabrina: 1, El Mundo: 0





Sinopsis:
Sabrina tiene veintiséis años, es alocada, irresponsable y con tendencia a meterse en líos. Su trabajo como creativa júnior en  una agencia de publicidad no le da más que para compartir un piso caótico con dos amigas, paliar su afán consumista en Zara y llegar a fin de mes en números rojos. No obstante, Sabrina ha decidido convertirse en la mejor publicista de España. Así que, por primera vez en su vida va a dejar el messenger, las intrigas de oficina y los escaqueos para trabajar por esa meta. Lo que  Sabrina no se espera es que dentro de su cabeza haya verdadero talento, y mucho menos que la persona que va a ayudarla a descubrirlo sea quien es.

Sabrina es una publicista que vive en un piso compartido con dos chicas tirando a raritas, una de ellas Candela es una chica de 20 años que esconde una mentalidad adolescente y un tanto inocente hasta el punto de llegar a tener un embarazo psicológico y dar a luz al cabo de un mes, o la otra, de Ana, también ventitantos y cuya biblia es el Vogue. La protagonista es una mujer bastante neurótica, paranoica, ambiciosa, fanática de Zara, quiere ser la mejor creativa de publicidad que exista pero el garrapata de su jefe, por el cual se siente atraída no se lo pone nada fácil. La oportunidad de su vida se presenta con un perfume, crea el mejor anuncio de todos, y tiene que colaborar mano a mano con sus dos jefes directos, Daniel, un hombre atractivo pero de encefalograma plano que hace que las mujeres se queden mirando para él y babeando profusamente, vamos, un futuro adicto al bótox y a los implantes de pecho...pectorales, que hace alarde de su egocentrismo y narcisismo, y Nico, un hombre hosco en las primeras impresiones, a mí me gusta más definirlo como tímido, delgado y altísimo que oculta su rostro con un largo flequillo, con la ayuda de su mejor amiga Mónica logran crear la campaña que las lanzará en su carrera, pero su inocencia hace que una persona inesperada, o tal vez no tanto, les de una puñalada por la espalda, van descubriendo quienes son sus amigos, algunos inesperados, y quienes sus enemigos, y mientras tanto si surge el amor inesperado bienvenido sea ...







Sabrina contra el imperio del zapping



Sinopsis:
Después de haber triunfado en el trabajo con una gran campaña publicitaria y de haber conquistado al hombre de sus sueños, Sabrina  vuelve a la carga dispuesta a convertirse de una vez por todas en una adulta seria, responsable y segura de sí misma. Sin embargo, luchar contra su naturaleza "inquieta", contra las diseñadoras rubias y celosas, y contra un montón de compañeros corruptos no será tan fácil como ella creía.
El mundo de la publicidad está en peligro y para salvarse necesita a alguien con talento, con iniciativa, valiente, un fuera de serie… y  que también sea un poco inconsciente, la verdad.

Es casi lo mismo que el primer libro, mismos protagonistas, neuras parecidas solo que más madurez por parte de la protagonista o al menos a simple vista, sigue igual de paranoica,  adicta a Zara (para lo que no hay desintoxicación posible, ni un "adictos a Zara anónimos"), a todo lo que contenga alcohol y en un plan ambicioso ascendente pero siendo honesta y siempre jugando limpio, ahora vive con Nico, que es su novio,  y que ya no trabaja en la misma empresa. Sabrina ha dejado el cuchitril que compartía con Candela que en este libro sufre todas las enfermedades tropicales que existen, y Ana, que ha va logrando abrirse hueco en el mundo de la moda. Mónica sigue siendo su mejor amiga y confidente, y juntas logran hacer una campaña muy buena para una marca de coches, pero su jefe Daniel sigue siendo el mismo garrapata futuro adicto al bótox y metrosexual de pacotilla solo que está vez su ego se ha multiplicado por infinito. Se introduce un nuevo personaje que en teoría debería ayudarla pero en teoría porque todos tienen sus propias ambiciones y no pararán hasta conseguir sus objetivos, caiga quien caiga. Hay amor, malentendidos tontos y estúpidos, consejos todavía más estúpidos, pero al menos hay algo de sensatez, en ocasiones.



OPINIONES

Son tal y como digo arriba libros para relajarse, para no pensar en nada absolutamente, no te hacen pensar y eso es lo bueno, la trama es dinámica, es simplona pero no por eso es mala, es normal, y ahí radica toda su gracia, la idea principal es interesante porque trata sobre un mundo tan conocido como es la publicidad, pero a la vez tan desconocido. Lo cierto es que el chick lit es un género literario del que no se debe esperar gran cosa, hay que tener la mente abierta ante la posibilidad de leer novelas realmente pésimas, muchas lo son, pero todas tienen un punto en común, el humor, un humor en ocasiones exagerado, rebuscado, que hace que te rías a carcajadas.

Eso es lo que veo a este tipo de novelas (lo digo a nivel general, no en relación a estas novelas en concreto), la excesiva imaginación, la excesiva exageración en muchas ocasiones innecesaria, noto un abuso del humor, un humor que en ocasiones no tiene sentido y lo peor, ni siquiera es gracioso, metido a la fuerza ante la obligación de hacer la típica gracieta por página, momentos que pueden ocurrir, momentos tan forzadamente imaginativos que es imposible que ocurran, puede sonar muy negativo, pero no quiero que suene negativo, sino positivo, porque precisamente esos puntos "negativos" son lo mejor de estos libros chick-lit, la evasión de toda la lógica que nos rodea diariamente y permitirnos el lujo de divagar, de imaginar, de reír.

Lo que si se nota que es la profesión de la escritora es la descripción o la recreación del trabajo de una agencia de publicidad con sus cosas buenas y también con sus cosas malas, al igual que en "Mientras tanto, en Londres" la narración considero que es muy buena, la autora utiliza un amplio vocabulario y no se hace nada pesado, sino que ha conseguido escribir unos libros que se pueden leer perfectamente en una tarde porque una vez que empiezas ya no paras hasta que terminas.

Los personajes están bien elaborados, podemos ver perfectamente como es Sabrina con todas sus manías, una mujer bajita, de pelo rizado, imaginativa, y siempre por OZ divagando, a Mónica como su mitad, menos neurótica y siempre dispuesta a que su amiga vaya por el camino de baldosas amarillas y no se salga, o a Juan Pacheco a modo Pepito Grillo, también te imaginas perfectamente a Daniel, con toda la oferta de gomina del supermercado más exclusivo de Madrid en su cabeza (porque Daniel, como metrosexual simiesco futuro adicto al bótox que es, es imposible que compre en Mercadona), sin embargo se consigue mantener el misterio de Nico, un hombre tímido, leal, escondido por camisetas, camisas, y un enorme flequillo que le esconde la cara, no hace falta ser adivino para darse cuenta de que el final será incluso más atractivo que en este caso Daniel, tanto en el exterior pero sobretodo interiormente, puede que Nico no vista trajes de alta costura, pero le ganará por goleada al ser poseedor de una grandísima personalidad, y sobretodo valores tan importantes como la justicia y el juego limpio, además de la amistad, pero por encima de todo su honestidad.





Nota que le doy a toda la saga:






Un 10 para las portadas de los libros de Rebeca Rus, son magníficas.



CRÉDITOS:
- Imágenes vía Google.

2 comentarios

  1. Somos muy fans de Rebeca!!! En nuestro blog le acabamos de hacer una entrevista. Te dejo el link. Espero que te guste! https://egotrendy.wordpress.com/2016/10/18/entre-tu-y-yo-rebeca-rus/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!, en cuanto pueda me pasaré a leerla :-)

      Eliminar

¡Un blog sin comentarios es un blog triste!, si comentas solamente pido dos cosas: respeto y no spam. Los comentarios en entradas que tienen más de 30 días están moderados.

Si te interesa puedes visitar la sección AFILIADOS :-) y dejarme tu link.

• No hay botón de editar (blogger, ¡quiero este botón!, ¡lo necesito!), si se te olvida decir algo no dudes en poner todos los comentarios que sean necesarios ;-)