ÚLTIMAS ENTRADAS

London and the Olympics

Definir la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 es un poco complicado. Estoy en un 50/50, un 50% de que me ha gustado, y un 50% de que no me ha gustado, no me decido, así que lo dejaré en mitad y mitad. Tal vez han puesto demasiadas esperanzas en Danny Boyle, ganador del premio Oscar por la sobrevaloradísima Slumdog Millionare (película que me gustó pero que no es tan grandiosa como la pintaron), no lo sé, lo que si sé es que ha dotado a la ceremonia de apertura de un toque que en ocasiones ha rozado lo hortera, como buenos ingleses que son, ¿qué sería de algo así sin elementos typical british?.

Muchos homenajes a personas populares de la cultura británica, lo que más destaco es ese guiño a J.R.R.Tolkien montando la mismísima Comarca en el centro del estadio olímpico, y dejando luego durante toda la ceremonia Bolson Cerrado, una cosa que hizo Tolkien fue escribir que razas enemistadas se unieran por un bien común, y eso es lo que los JJOO consiguen, unir pueblos en guerra, antiguamente todas las guerras se suspendían durante los Juegos con el fin de que todos los deportistas pudieran desplazarse a Olimpia para competir, durante esos días había paz ...

 

La ceremonia ha sido larga, muy larga, con demasiado contenido y demasiado rápido, casi no te daba tiempo a catalogar lo que estaba sucediendo cuando ya pasaban a otras cosas, vemos la campiña inglesa en un guiño puro a La Comarca de Tolkien, un paisaje tan visto en las novelas de Jane Austen, Kenneth Branagh lee un pasaje de "La Tempestad" de William Shakespeare, luego poco a poco la campiña se va transformando en una zona industrial, para recordar, tal vez, al mundo, que la Revolución Industrial nació en Inglaterra, con la forja de los grandes anillos de poder olímpicos, vemos la historia pasar ante nuestros ojos, llegamos a los años 60 en plena locura Beattle, trajes de colores chillones, gente proclamando su libertad, llegamos al inventor de internet, algo que sin duda alguna ha marcado un antes y un después en la historia. Mary Poppins, Harry Potter ... Luego apareció el peor James Bond de la historia, además de ¡RUBIO!, Daniel Craig, para "acompañar" a la Reina al estadio donde ambos hacen su espectacular y estelar aparición "lazándose" en paracaídas sobre el estadio.

Todo acompañado por una soberbia banda sonora, si algo ha dado y todavía sigue dando Inglaterra o el Reino Unido son sus músicos, desde los Beattles, hasta mis adorados QUEEN, pasando por Blur, Muse, Amy Winehouse, Eurythmics ... ¡Sex Pixtols! con el polémico "God Save the Queen".

El desfile de los deportistas fue como siempre, aburrido, porque sinceramente, solamente nos importa ver a nuestro país, y sobretodo este año en el cual ha habido una polémica enorme por culpa de esos trajes de mercadillo que a los pobres les obligaron a llegar, ayer a media tarde Pau Gasol, nuestro abanderado, estaba sin zapatos y su traje a medio arreglar, y para qué, para ver un traje en el cual la horrorosa corbata no pegaba ni con pegamento industrial, aunque sinceramente, los ha habido peores, no me voy a meter con los países africanos o alguno caribeño, sino con Alemania, los chicos de azul y las chicas de rosa ¡¡¡¡¡CLICHETAZOOOO!!!!, o los checos, que pillaron al pie de la letra que en Londres casi siempre llueve (digo casi porque de las veces que he ido solamente me ha llovido una y así todo una tarde nada más) e iban con pantalones cortos, botas de goma y paraguas. Y los ingleses, de Adidas con diseños de Stella McCartney, en plan Power Ranger dorado.

Junto con los países iban desfilando unos niños con una pieza de metal en las manos, ya se podía vislumbrar que serían parte del pebetero, y lo eran, que más que pebetero parecía un lanzallamas, a mucha gente le pareció mágico, precioso, a mí un pebetero de lo más cutroso, me sigo quedando con el de Barcelona, aunque era original, eso sip, veremos si dentro de unos días no llegan noticias de que se está degradando muy pronto, digo yo que habrán tenido en cuenta que el fuego estará siempre encendido hasta que dentro de varias semanas lo apaguen, en Atlanta se les llegó a fundir una parte.

Lo que más me gustó fue la forma de encender ese pebetero, durante semanas se llevan haciendo cábalas, apuestas ... sobre quien sería el último relevista, pues han sido 7 chicos deportistas anónimos de diferentes edades que se fueron turnando la antorcha, y entre los 7 fueron los encargados de encender el pebetero. PRECIOSO.

Ahora veremos cuantas medallas ganan los españoles, lo que sí está claro es que seríamos con total seguridad los españoles los que estaríamos organizando esto si no fuera gracias (ahora seguro que se las damos) a Alberto de Mónaco y a las dudas que sembró sobre el terrorismo y por consiguiente la seguridad de los deportistas y de los asistentes, algo que no han dudado al darle a Río de Janeiro los JJOO de 2016.

El gran momento "what the fuck" ha sido cuando en un repaso a series de tv relevantes han puesto imágenes de "Cuéntame" al parecer Danny Boyle es fan de la serie de TVE (pos valeeee).

Aunque el momento estelar, el mejor de toda la ceremonia ha sido, no el "Hey Jude" de Paul McCartney, sino cuando Rowan Atkinson, en su papel de Mr. Bean hizo de miembro más de la orquesta que interpretó la banda sonora compuesta por Vangelis de "Carros de Fuego", ¡Qué enorme es Rowan Atkinson!.

En resumen, lo que más me gustó ha sido la primera parte de la ceremonia con esa especie de Comarca a lo El Señor de los Anillos que han fabricado que hacía las veces de la campiña inglesa que se puede ver en todas las adaptaciones de Jane Austen, y sobretodo el grandísimo repertorio musical. La parte del desfile de los equipos se hizo tremendamente eterna.



CRÉDITOS:
Fotos vía Google.

2 comentarios

  1. Supongo que la parte delos equipos es eterna siempre.

    A mi me gustó bastante, la verdad. Claro, que no tengo con qué comparar, pero me pareció una ceremonia muy chula.

    Lo del pebetero, el concepto me encantó. Eso sí, ya veremos a ver si resiste o qué, jaja.

    La banda sonora fue tremenda *_*

    ResponderEliminar
  2. La parte de los equipos, con países de los cuales nadie, excepto sus habitantes, han oído hablar. A mí de todas las olimpiadas de los últimos años ha sido la ceremonia de apertura que más me ha gustado, tal vez me pareció recargada al máximo pero su contexto me encantó.

    Lo del pebetero fue curioso, más que su forma destaco su encendido, prescindiendo de personas famosas y delegando en 7 chicos y chicas que tal vez algún día estén desfilando como deportistas por algún estadio del mundo. Un 10.

    ResponderEliminar

¡Un blog sin comentarios es un blog triste!, si comentas solamente pido dos cosas: respeto y no spam. Los comentarios en entradas que tienen más de 30 días están moderados.

Si te interesa puedes visitar la sección AFILIADOS :-) y dejarme tu link.

• No hay botón de editar (blogger, ¡quiero este botón!, ¡lo necesito!), si se te olvida decir algo no dudes en poner todos los comentarios que sean necesarios ;-)